Karen, primera visita a México(Extra episodio 1)

Sponsored Link

Mi crisis en la puerta de embarque

En el momento de la documentación me retiraron el documento de la migración, sin embargo, en la puerta de embarque de repente me dijeron que se necesitaba entregárselo en ese lugar.

 

“¡Me lo quitaron en el mostrador de la documentación! ¡No me lo regresaron! Por eso pensé que allí había que entregarlo.”

 

“No, no puede ser que te lo quitaron allí, de todas maneras para subir al avión vas a necesitar sin falta este documento, corre a ese lugar para conseguir uno nuevo.”

 

Fue cinco minutos antes de comenzar el embarque.

 

Ay… ¿yo estoy en crisis?

 

Corrí al lugar que me indicaron y en cuanto les expliqué con un sudor frío lo que pasó, me hicieron muy fácilmente el documento sustitutivo.

 

“Ahora viendo su actitud bien serena ya me di cuenta… es algo que sí pasa, que hacen este tipo de errores porque parecen muy acostumbrados a este caso… ¡cómo que no puede ser! ¡Tonto, tonto, tonto!”

 

Y así logré a subir al avión sin problema.

Ya se me habían secado totalmente las lágrimas.

 

En el aeropuerto de Houston

En el tránsito en Houston me la pasé bien, me pasaron cosas interesantes.

 

●La señora del kiosko con la voz muy alta que me ayudó a la ida, ¡en ese mismo lugar estaba leyendo el periódico!jajaja

Le iba a agradecer una vez más, pero pensé que sería posible que no me recordara y en fin no me atreví, pasé sin hacer nada.

 

●El señor de inmigración me preguntó francamente: “¿Fuiste a Cancún?”

“No, a la Ciudad de México.”

Entonces el señor me dijo con la cara sorprendida: “Oh… qué bien…”
El terminó las trámites muy prestamente y al final me dijo: “¡Cuidate!”

 

Oh…este tipo de personas me parece muy valioso ya que la mayoría de los encargados en el aeropuerto son como robot…

 

●Al llegar a la puerta de embarque del vuelo para Narita, allí había un equipo de fútbol de los menores japoneses, todos con el uniforme rojo vivo. Me pareció impresionante que a esa edad ya hicieran partidos en los países extranjeros.

 

Al ratito, vi que mi asiento se encontraba en la misma zona que ellos.

“Ay nooooo… seguro que van hacer mucho ruido…”

 

Inesperadamente ellos se comportaban muy bien, eran muy tranquilos.
Me dio un poco de pena recordando cómo la pasamos de fiesta en el vuelo para Singapore, en el viaje conmemorativo de la escuela preparatoria… jaja

 

Esos chicos se acobardaron ante las sobrecargos que parecían muy fuertes cuando les preguntaron que si eran equipo de futbol o beisbol. jaja

Llegada a Narita

Terminando el viaje de 13 horas, al llegar al aeropuerto de Narita, allí me esperaban María (mi hermana gemela) y Momo(otra amiga), al ratito Nana(su hermana gemela) también vino por mí.

(*Todas somos amigas desde cuando eramos bebés, en ese entonces estaban de vacaciones de verano y vinieron a recibirme que iba a llegar de un viajecito corto, ya que tenían mucho tiempo libre. jajaja)

 

Comimos juntas muy bien en un restaurante en el aeropuerto.

A ellas les gustó mucho el sombrero mexicano que traía yo. jajaja

 

Regresando a casa me bañé, a Laura le mandé un mensaje para avisar que llegué sana y salva y en seguida dormí.

 

Así se terminó sin problemas mi viaje a México, sin haberme hecho la inyección de hidrofobia, sin tener ningún seguro médico.

 

(Después Laura me escribió que les dolió el estómago al comer el sushi que nos había sobrado en la última noche… y a mí no me pasó nada… )

 

El siguiente episodio será el último de verdad 🙂

Sponsored Link

コメントを残す

メールアドレスが公開されることはありません。 * が付いている欄は必須項目です