Karen, primera visita a México 5

Sponsored Link

Les comento que para el día 24 de agosto si escribía el diario cada día en México, pero desde el 25 ya no podía escribir tantas detalles porque todos los días me llevaron a ver y hacer muchas cosas x)
Lo que voy a mostrar abajo es lo que escribí después de que regresara a Japón, antes de que se me fuera la memoria, anoté todo lo que me acordaba hasta entonces 🙂

2011.8.25.
‘Día 5’

La cultura de beso de México

Desde anoche Marisol se aloja con nosotras, en el cuarto de Lau <3<3
Antes de ir a trabajar, ella me dio naturalmente un beso(sólo con el sonido) y el corazón me latió un poquito. jajaja
Con este gesto, es como saludar a alguien muy precioso, es muy bonita su cultura de beso…

Conocí a los amigos de Daniel, me preguntaron muchas cosas.
Sabía que no tenían interés en mí como mujer, pero uno que me parecía papacito me dio un beso al despedir, qué útil es la cultura de beso. xD jajaja
Ya no me acuerdo cómo me lo dio, pero era como de 2 procesos, 2 veces…

Pareja mexicana

Me gustan mucho los papás de Laura.

Hoy en la mañana me llevaron al centro, y vi que todo el tiempo caminaban cruzando de brazos, a Laura le pregunté que si era normal hacerlo en México, ella me contestó riendo: “Ah, ¿no es normal en Japón?”
Hmm…en Japón…no será normal…jajaja
(A lo mejor habrá las parejas así en Japón también, pero en mi caso nunca he visto a la pareja más o menos grande caminar cruzando los brazos. Según yo, esa costumbre no se ve en las calles, así que me pareció sorprendente y a la vez muy bonito.)

 

La cuenta en el centro

Aquí en México la cuenta es muy lenta, ya que se les pasa el tiempo buscando las monedas bien chiquitas del cambio.

No había pensado que en México haría tanto frío en la noche, necesitaba comprar una chamarra. Laura me llevó a una tienda de su favorito llamada Bershuka, se hizo mi favorito también, me gustó mucho una chamarra del color dentro de rosa y naranja, lo probé y me quedó súper. Lo compré en seguida xD

Yyyy…. los chicos de cajero son…¡muy ágiles!
No sé si las personas de las grandes ciudades son eficientes y frías…
Pero la abuelita del convento sí hacía muy lentamente la cuenta xD
(No me acuerdo qué compré en el convento… :O )

¿Las personas ricas de México?

Este día después de las 5 de la tarde, fui a participar en una pachanguita en la casa de Daniel, otro amigo que conocí en Canadá, Lili me acompañó para cuidarme (?).

Daniel parece muy rico en México, no trabaja, no va a la escuela, a veces estudia en Canadá, todos los días pachanguitas.
Es muy simpático y tierno, hasta cuando gritaba estaba cuidando a los demás para que no se aburran. Este día ya estaba cerrado casi todos los lugares para los turistas, y Daniel por un rato seguía buscando a dónde me podría llevar.

Al encontrarme con sus amigos, al principio no me respondieron “Hola”, sólo me observaron con las miradas frías, fue mi primer momento de que me sentí alienada en México…
Hmm se supone que el grupo de los jóvenes siempre hace un examen severo para los nuevos… o ¿será por lo que fui una extranjera rara?

¿Chofer de Taxi?

De regreso Daniel nos llevó a la casa en su carro.
Si no hubiera estado Lili, no habría podido soportar ese ambiente alienado, ¡muchas gracias Lili!

Lili y yo subimos primero al carro, nos sentamos juntas en el asiento de atrás porque estaba lloviendo torrencialmente y sin pensar, entramos al mismo tiempo por la puerta que abrimos.
Entonces vimos que Daniel nos estaba diciendo algo fuera de la ventanilla, Lili abrió la puerta, salió del carro empapada y se sentó en el asiento delantero.
“Quiere que una de nosotras se sienta a su lado.”

Yo me quedé con la interrogación, cuando Daniel subió al carro le pregunté que por qué quería que alguien estuviera a su lado, entonces me contestó: “¡Eh! ¡Ah! ¡Pues, si las dos están atrás yo soy como si fuera el chofer de taxi, sólo por eso!”

Oh…
yo casi no me movía en el carro en la vida cotidiana en Japón y nunca me habían dado esa idea, pero pues con razón, encontré una otra manera de pensar…

En México, las calles casi siempre está atascadas excepto en la noche muy tarde o la madrugada. Parece que muchas familias tienen unos 2 carros, se mueven en carro o en taxi que es súper barato, de regreso también nos quedamos atrapados en el tráfico.

Crazy Driver

¡Los mexicanos corren como loco en el carro!
Va a la derecha, a la izquierda, tratan de llegar a su destino lo más rápido posible.
(Ellos no mantienen la distancia de seguridad, irrumpen en una pequeña abertura del otro camino, siempre me preguntaba: ¿por qué la gente de este país no tiene accidentes y así puede sobrevivir?)

Yo originalmente me mareo muy fácilmente en los coches y camiones.
Trasladar en el camión que va en los caminos no pavimentados, sentada en el asiento con reposacabezas que nunca me quedan bien…
Usan los coches para ir a cualquier lugar y por la ventanilla se mete el gas de escape…
Sería lo único por lo que sufrí en México…

En los caminos se aparecen muchos topes, cada vez que llega a pasarlos desaceleran, de mucha velocidad a la desaceleración… Sí sufrí…

Ayer desde la ciudad de Pam salí en camión, finalmente llegué al terminal de DF, otra vez subí al coche, Rubén nos llevó al departamento de la familia de Lau.
En el camino Lau me preguntó cuál fue lo que me había sorprendido más en México y le dije: “Lo que hay muchos choferes locos…docon! docon!” Lau se rió un montón.
Según Lau, Rubén maneja mucho más seguro que sus ex. novios. jaja

Sandwich de mamá

Ayer, en cuanto llegamos a casa del terminal comimos los platillos que hizo mamá de Lau.
Me di cuenta en seguida, ¡ella sabe cocinar súper bien!
No sé cuántas veces le dije “¡Está rico! Gracias mamá!”, en serio todo lo que hizo estuvo rico, Rubén decía que para él era de otra familia también le sabía muy rico.

Al preguntarle por qué sabía cocinar tan bien, ella me contestó que su madre, abuelita de Lau cocinaba muy bien y por ella había aprendido hacer la comida.
Estaba muy feliz de poder comer los platos ricos hechos a la mano todos los días.
¡Qué felices son toda la familia de Lau, ya que han podido comerlos y pueden seguir comiéndolos de aquí en adelante también…!

Regresando de la casa de Daniel, aún nos faltaba un poco de tiempo para la cena pero ya tenía mucha hambre.
El horario mexicano de la comida es muy diferente al de Japón, aquí la gente desayuna como a las 9 de la mañana, la comida a las 2 de la tarde, la cena a las 9 o 10 de la noche…

Entonces mamá nos preparó unos sandwiches. Ah, en verdad esto también sabía muy rico.
En Canadá comí uno que no tenía buen sabor , pensé que fue por lo que utilizaba el pan integral pero descubrí que no lo era, ¡porque esta vez lo que hizo mamá de Lau sabía muuy rico casi con los mismos ingredientes!

CONTINUARÁ…

Sponsored Link

コメントを残す

メールアドレスが公開されることはありません。 * が付いている欄は必須項目です