Karen, primera visita a México 7-2

Sponsored Link

 

2011.8.27
‘Día 7’
Por la tarde

A la casa de Marisol

En cuanto llegamos al departamento de Laura, nos disputamos pasar al baño.
Cuando salí del baño yo que le gané, Marisol me dijo:

“Desde ahorita vamos a mi casa, donde vive mi familia, prepárate la ropa para un día. Y vamos a comer afuera con Laura y Rubén, ¡en 10 minutos salimos de aquí!

 

( ゚Д゚)Ay ay ay

 

Después nos encontramos con los dos en un comedor, ¡¡allí comí súper rico!!
Lo que comí llevaba queso, tal vez de Oaxaca, pimiento morrón y la carne de vaca, todo eso se lo envolvía con tortillas (≧▽≦) <3

(*Era guisado, aunque ahorita casi no como carne, esta comida de entonces, me supo rico verdaderamente…jajaja)

Terminando de comer, en el momento de que íbamos partir, me di cuenta que se me había olvidado la cartera en el depa de Laura. Tuvimos que regresar otra vez.

“Karen, cuando te pregunté que si no se te olvidaba nada me dijiste que ‘¡no, tal vez!’ ”
Todos se rieron…
La comida de este día también me la invitaron…(*ノωノ)

 

Nuevamente se ocurrió algo enredado.
Marisol se perdió en el camino para llegar al depa. jaja

Me decía en el corazón:
“¿Cómo…? ¿Has venido muchas veces no? Es la casa de tu prima, ¡y hasta hace ratito estuvimos allí nosotras…!”

En fin, nos quedamos con Laura y Rubén en la calle, ellos se fueron por mi cartera, entonces nosotras partimos primero para la casa de Marisol.

El viajecito con Marisol

Yo estaba mareada, siempre que estaba en el coche casi sin excepción estaba mareada.

“Karen, duerme un poquito, cuando lleguemos te despertaré. Tienes sueño, ¿no?”

 

Ah, Marisol, muchas gracias…
Pues con permiso por un ratito…

 

“Ah, Karen mira, es la escuela que iba yo.”

“Karen mira, es la estación nueva, acaban de ponerse en servicio.”

“¡Mira, mira! Es el campo de maíz, es muy grande, no lo has visito, ¿verdad?”

 

(*´ω`*)

 

Marisol, no me dejó dormir. jajaja
Como una vez a 5 minutos le contestaba o tomaba las fotos de lo que veía a través de la ventanilla.

 

“Karen, ¿a tí te gusta esta canción, no?”

Me puse feliz por lo que ya nos estábamos acercando a la casa y bailé(*´▽`*)

¡Me la pase muy bien en el viaje de nosotras las dos!

♬Tonight~ give me everything tonight~ Excuse me, cuse me~♬

 

La ciudad, o el barrio donde vive Marisol y sus familiares parecía estar solito rodeado de las montañas. Sin embargo, comparando con el centro de la Ciudad de México sentí que el aire era más limpio.

 

Cuando llegamos a la casa de Marisol, afuera estaba el esposo de prima de Marisol, hablando por teléfono, tenía mucha barba.
Al abrirse la puerta apareció Luis, hermano menor de Marisol, que había venido al aeropuerto también. “¡Hola, otra vez!”

Saludándoles a ellos entramos en la casa, y se sentaron cinco o seis personas en el sofá.

(;゚∇゚)

 

Yo…

¿A cuántas personas más voy a conocer…?

Salsa de nuevo

Mientras no había podido recuperarme del mareo y el dolor de los ojos, les saludé a Adriana, hermana menor de Marisol, su mamá, el señor con barba, su esposa, etc.

Marisol les contaba lo que había hecho hasta entonces:
“Karen fue a tal lugar, comió tal cosa, e hizo tales actividades. Ah, ¡compró un beso por cinco pesos en la calle! jajaja Ah Karen, a tí te gusta bailar la salsa, también la banda, ¡ándale, báilale ahorita!”

Tengo sueño…
Estoy cansada…
Me duelen los ojos…

Barriendo lo que me sentía, me puse a bailar dos canciones con el señor de barba.

Hmm, en Japón jamás pasaría esto, bailar junto con un hombre que se acababa de conocer… Me gustó la experiencia(*´▽`*)jajaja

¿Vienen a ver a un animal raro?

Escuchamos a alguien tocar la campana, pensé que eran Laura y Rubén pero fueron otros, más familiares de Marisol.

(;゚∇゚)

 

“¿Karen, no quieres comer algo? ¿Eh, ya estás llena? ¿Pues come algo ligero no?”

 

Ya…estoy llenísima… jajaja
Comencé a comer sin ganas un lonche de jamón y queso, ay pero me gustó el sabor, estuvo muy rico :9

Noté que tal vez por la cortesía mexicana no sería bueno estar con los visitantes en la sala sin ofrecerles la comida…

Quería dormir lo más pronto posible en el segundo piso pero ellos se quedaron por un rato.

Un señor que había visitado Japón me decía algo extraño, que en Hiroshima había muchos geishas y en Kioto no…él trabajaba como profesor en la escuela y sorprendentemente estuvo en Japón por un año en los años 80.

(*Tengo impresión de que la meca de geishas sea Kioto, pero antes ellas se encontraban en todo el país, podría ser que Hiroshima fuera un lugar céntrico de ellas en esa época. Un día me gustaría buscar la información sobre eso.)

 

“○×△☆♯♭●□▲★※, ♭●□▲★☆♯♭, ×△☆♯&$.”

 

Al despedirnos, él me contaba algo muy seriamente en español, sentí que me estaba diciendo algo bueno de su corazón, así que le escuché hasta el fin mirando sus ojos firmemente.

Cuando él terminó de hablar, aunque podía simular que sí lo entendí, quería saber exactamente lo que dijo y le dije tras un respiro: “¿Qué?”

Entonces todos estallaron de risa.

El señor muy amablemente me platicó nuevamente en inglés, el resumen de lo que dijo, por fin le entendí.

“La gente de Japón era muy cortés y respetuosa. Desde cuando me dijeron que ibas a venir de Japón, tenía ganas de conocerte. Mañana regresando de Teotihuacán, vamos a ver juntos las fotos de cuando estaba en Japón y platicaremos.”

 

La verdad, al día siguiente, en cuanto regresamos de las pirámides tuvimos que partir para el depa de Laura, ya no pude verlo de nuevo, al señor que me pareció caballero con voz ronca impresionante.

En los días después, me contaron que ese día todos se reunieron por mí.

 

CONTINUARÁ…

Sponsored Link

コメントを残す

メールアドレスが公開されることはありません。 * が付いている欄は必須項目です