Karen, primera visita a México 8-1

Sponsored Link

 

2011.8.28
‘Día 8’
Por la mañana

¿Pesadilla?

¡Finalmente, llegó este día, que vamos a subir a las pirámides de teotihuacán!

Cuando estaba arreglándome después de bañarme, Laura me acercó sonriendo.

 

“Karen, ¿anoche estabas viendo una pesadilla?
“¿Eh? ¿Por qué?”
“Te levantaste de repente en la madrugada, dijiste algo en japonés, otra vez te acostaste y pataleabas.”
“¿En serio? No me acuerdo…(。-_-。)”

 

Anoche pensaba que dormía junto con 2 personas más en una cama grande, pero en verdad me dijeron que ahí estaba una persona más, en total fuimos cuatro, Marisol, Adriana, Laura y yo.
Oh, con razón me sentía que no tenía mucho espacio, algo incómodo, me acuerdo de que me desperté muchas veces durante la noche, pero no sabía que estaba hablando dormida… jaja

 

Luego me dijo Adriana que yo estaba hablando en inglés también.
En serio, ¡qué genial, hasta en el sueño hablaba un idioma extranjero!
Pero, me da curiosidad y preocupación sobre qué decía entonces…jaja

¿Son parecidos a los japoneses?

Laura tiene algunas características parecidas a las personas de Japón.
Parece muy sensible y observadora, cuida mucho a los demás.
Se ríe con voz muy tierna. Hasta cuando se sorprende, su voz me suena delicada. Es muy delgada, me parece un poco demasiado.

 

Siento que ella les gustará a los chicos japoneses también, no sólo a los mexicanos…
A los japoneses les parecerá muy bonita y tendrán ganas de protegerla. jaja

 

Parece que a Laura le han llamado la atención la cultura japonesa y ahora está tomando las clases de japonés en la UNAM.
Ella tiene muy buena memoria, “Buenos días”, “Buenas noches” y “No hay de que”, estas tres palabras siempre me dice en japonés.

En mi estancia en México, mi cabeza siempre estaba llena del ingés y español que no podía manejar muy bien, además cada día estaba conociendo a las personas nuevas y a veces me sentía muy cansada. En esa situación, cada vez que Laura me habló en japonés, me pareció súper tierna y me hizo relajada(*´▽`*)

 

En México, me pareció que no había muchos hombres apasionados, son relativamente chaparritos, no hay tantos guapos, hasta aquí son parecido a los japoneses.

(*Es depende del tipo de cada quien, ahora sí sé, que sí hay guapos en México y Japón. jaja
A Karen de entonces le gustaba mucho la cara blanca de los occidentales, ahora me gusta la cara de los mexicanos o latinos, los morenitos y negros que me parecen muy lindos o salvajes. jaja)

Sin embargo, la diferencia es que, probablemente los hombres de este país conocen la gran fuerza y espíritu que tienen las mujeres, saben que son una existencia muy débil que no puede seguir viviendo solo, por eso siempre observan de qué humor están las mujeres y les dedican su vida.
El hogar está mantenido principalmente por las mujeres.
Los hombres trabajan mucho afuera.

 

Las personas mayores de aquí, me siento un poco que les falta el vigor.
Nunca había visto a las señoras energéticas como las de Japón. (Ya sé que en México también sí hay muchas. jaja)

 

En Japón se está avanzando el envejecimiento de la población, se dice que en México al contrario, tiene más porcentaje de la población de los jóvenes.

Vámonos a Teotihuacán

Las mujeres cuando bajamos al primer piso terminando de arreglarnos, allí ya nos estaban esperando en el sofá, Alex(ex. de Adriana, nombre supuesto) y Juan(nombre supuesto), el amigo de Marisol, que venía por mí al aeropuerto junto con los demás.

“Hola de nuevo Juanito. Gracias por lo que viniste al aeropuerto con todos el otro día.”

Cuando se reúnen sólo entre los hombres, les falta una flor en el espacio, parecen muy aburridos, tal vez será el mismo fenómeno en cualquier país.
Ellos están viendo un programa en el que los coches corren a muchísima velocidad en la montaña nevada.
Por lo que sentí algo incómodo, a Juanito le pregunté algo que no debería…(Es algo muy privado, no les cuento aquí…)

A la hora de partida, nos dividimos en varios coches.
En nuestro coche, íbamos Juanito manejando, Marisol a su lado y yo atrás.
En otro coche iban Laura, Rubén, Adriana y Alex.
Y los otros familiares en otro coche, aunque con ellos no avanzamos juntos al destino.

 

Ah, puedo monopolizar el asiento de atrás…<3

 

Mientras estaba acostada muy relajada, de repente se paró el coche.
Con brío entró un hombre vigoroso, Pancho, se sentó en el asiento de conductor, y Juanito se movió para atrás a mi lado. Vi a Marisol emocionarse a saltos.

Lorocito

En el camino hasta las ruinas de Teotihuacán, nos quedamos para comer juntos, los que iban en nuestro coche y el otro.
Nos bajamos en un comedor, adentro se volaban muchas moscas, parecía un lugar muy local.

En torno a las ruinas de Teotihuacán, había muchos puestos y comedores así.

En cuanto llegamos Alex se fue a pasar al baño, pero no me pude atrever a pasar.
Rubén y Pancho estaban comiendo los gusanos que trajo el señor del local, pero no me pude atrever a comerlos.

(*En Japón también se come los insectos como chapulines que se llaman Inago, cocidos con la salsa de soya y el azúcar, un sabor muy tradicional de mi país, pero sólo en los lugares lejanos de la metrópoli. Y no había visto los casos de comerlos junto con el alcohol, como el tequila con sal y gusano. El año pasado probé los chapulines en polvo en Oaxaca por primera vez en la vida, me supieron rico, estaban saboreados de sal y unas especias.)

Los platos me sabían ricos, pero noté que en la sopa estaba flotada mucha grasa y al morder la carne me llegó un sabor un poco maloliente…

 

Desde cuando pedimos los platos hasta que salimos del local, todo el tiempo estaba gritando el loro en la jaula, mientras comíamos Rúben se dio cuenta de algo.

 

“Ah, pobrecito…”

 

La jaula de aquel loro estaba cubierta de una tela negra.
Se puso un poco tranquilo.

 

En lugar del loro, alguien seguía platicando en voz alta, muy alegremente.
No sabía qué decía, seguía riendo en voz alta.
Me sentí un poco aislada por lo que pensé que todos se divertían del mismo tema y yo no, pero pues no sé si…

Laura se dio cuanta de mí muy callada y Rubén me tradujo una parte de lo que platicaba, me quedé perpleja porque no me pareció tan divertido…( ゚Д゚)?

 

CONTINUARÁ…

Sponsored Link

コメントを残す

メールアドレスが公開されることはありません。 * が付いている欄は必須項目です