Karen, primera visita a México 3-1

Sponsored Link

2011.8.23.
‘Día 3’

Hoy soñé algo raro…
que Pamela me dijo: “Karen, ¿por qué tienes flequillo? Pobrecita…”
¿Por qué soñé esto…?
Pues sí cierto, aquí no se ve tanta gente con flequillo como en Japón… jajaja

¡Buenos días! Oigo hablar al papá de Pam, ¡Qué buena voz tiene!
Por cierto el clima de aquí, no se puede expresar de una simple palabra, ¡ayer estuvo despejado, nublado, luego llovió a cántaros! xD jajaja

Aquí la hora de comida se atrasa 2 o 3 horas que en Japón, el desayuno se toma casi casi al medio día, la comida a las cinco de la tarde… Me dio idea de que no necesariamente se tiene que desayunar en la mañana temprano como lo hacemos en mi país:)

Un viajecito a Tepoztlán

¡Hoy, fuimos al Tepoztlán!
Papá y mamá nos llevaron a la parada del camión, pero no la encontrábamos, ¡aquí en las calles puedes preguntarle de repente a alguien el camino y siempre te contestan!
Parece que no se resiste para nada a hacerlo, más bien a hablar con los vendedores o los desconocidos…¡Qué padre!

Finalmente llegamos a la parada y aunque estaba como a unos 15 minutos desde la casa de Pam, olía a la biobasura, me pareció como barrio bajo…
Cuando saqué mi cartera para comprar el boleto, Pam me la tomó, la guardó en su bolsa y cerró la cremallera diciendo: “Aquí es un lugar peligroso.”

Después de que subimos al camión, miraba el paisaje por la ventanilla como por una hora con el mente vacío, ¡¡¡entonces aparecieron caballos…!!!
¡Realmente me sorprendí porque de repente aparecieron en la orilla de la carretera!
No pude tomar la foto porque el camión iba bien rápido…jaja
Al ratito aparecieron más, primero fue sólo uno y luego 5 o 6… jaja

Bueno, al llegar a Tepoztlán, ¡ya tenía mucha hambre!
Pam me llevó a un restaurante típico mexicano, probé la salsa llamada “Mole”, que era de chocolate, sabía muy rico y pedí un plato de mole.

Pam siempre me hace probar un poco de cualquier cosa 🙂
Y cuando estoy tomando las fotos de toda la ciudad, naturalmente afloja los pasos para mí 🙂

¡Qué linda eres!

 

El restaurante, tenía un ambiente muy bonito <3
Mientras estábamos esperando los platos, me hizo tomar las fotos de la cocina, luego me cedió su asiento, eso fue para que yo viera mejor el paisaje del pueblo 🙂

El mole sabía muuy rico, es como beaf stew de Japón(un plato de Inglaterra, cocido de carne de vaca y verduras con la salsa Demiglace, se ha hecho un plato que se come en los hogares en Japón).
Sin embargo, me pesaba más que ese plato y lamentablemente no lo pude acabar…

Alpinismo en el mundo de Ghibli

Saliendo del restaurante, Pam se puso a caminar a la dirección contraria del cerro y le pregunté: “Ah, ¿no vamos a subirlo?”
Entonces Pam se quedó helada un ratito pero me acompañó.jaja
Tal vez la gente de Cuernavaca no camina mucho, siempre usa su carro y me imagino que le habría costado trabajo subirlo…

Pam me seguía diciendo “I hate you. (Te odio)”, pero al preguntarle que si quería bajar me decía “No, It’s your choice (como tu quieras). Vamos al lugar que gustes.” 🙂

Por cierto me dio risa de que las personas que subían el cerro, muchos se vestían demasiado ligeramente, ¡camisola, malla, sandalias y ya!
Y eso que en el camino al principio hay escaleras pero luego se tiene que hacer una escalada en roca…
(En Japón nos ponemos ropas deportivas y impermeables, zapatos que cubre hasta el tobillo para no torcerse, mochila que lleva un poco de comida, etc. xD)

Ah, ¡en el camino vi a unos asiáticos por primera vez tras llegar a México!
Pam me preguntó: “¿Sabes qué idioma estén hablando ellos? ¿Sabes hablarlo?”
Escuchando su conversación me di cuenta que era coreano, les saludé “¡Hola!” en su idioma, me voltearon con la cara sorprendida y eso me dio risa xD
Pam también trataba de decir lo mismo en coreano, parecía que se le dificultaba la pronunciación. jaja

¡AL FIN, desistimos de llegar hasta la cima! jajajajaja
Aunque no subimos ni a un tercio de todo el camino, de regreso me temblaban las rodillas.
Me torcí pero por el cansancio estallé de risa sin razón, Pam se puso preocupada en serio. jaja

Aunque me picaron un montón de moscos, era un cerro que mostraba un mundo realmente como Ghibli(la empresa japonesa de las películas de animación que produjo “el viaje de Chihiro”, etc.), lleno de ion negativo…
No sé si sólo estoy siendo sensible, las plantas parecían más dinámicas que las que habitan en las montañas de mi país.

Paseo por el pueblo de Tepoztlán

Ah, por cierto en este pueblo había muchos perros en las calles y cada vez que pasábamos frente a ellos, Pam me tomó la mano y dijo “con cuidado”.
Tal vez se puede enfermar de hidrofobia… qué miedo…

¡Después nos pusimos a pasear un rato!
Compré unos recuerdos en una tiendita, antes de pagar Pam checó cuánto sería en total mi cuenta, al recibir el cambio me preguntó que si estaba bien 🙂
Entonces nos sentíamos un poco incómodos porque lo hicimos frente al personal de la tienda, mientras contaba yo Pam le dijo al dueño: “Gracias, ella ahorita está practicando cómo contar el dinero.” ¡Ah, qué consideración Pam!
Y qué bueno decir gracias en esta situación, en lugar de lo siento 🙂 ¡Me gustó!

Luego entramos en una tienda de recuerdos con el estilo como de la isla de Bali, ahí me enamoré de unos aretes, fueron cien por ciento adecuados a mi gusto y los compré x) <3
Son de plata y de una piedrecita de color rosa, costaron 65 pesos, ¡Qué barato!
Pam me dijo: “Karen dice barato de cualquier cosa. Probablemente si voy a tu país todo me parecerá caro. jaja”

Ahora que considero tal vez no está muy bien decir que todo es barato…puede ser falta de respeto por su país…

Después comimos un helado en una heladería original de aquí llamada Tepoznieve.
Aquí también nos hicieron probar muchos sabores 🙂
Los dos vendedores se pusieron a jugar y trataron de hacer que Pam probara todo el sabor que existía. jaja
Uno de ellos tenía los ojos muy serios y fuertes, me dio un poco de miedo…
Ya vi, que en cualquier país a los chicos les gustan las jovencitas lindas como ella. jaja

De regreso tomamos el taxi, Pam negociaba la tarifa, con razón, no es recomendable utilizarlo para los turistas japoneses que no sepan español…
Pam cuando tenía sueño o se sentía cansada apoyó la cabeza en mis hombros, me pareció muy tierna. jaja

CONTINUARÁ…

Sponsored Link

コメントを残す

メールアドレスが公開されることはありません。 * が付いている欄は必須項目です